La Organización

Los 10 errores más comunes al organizar un casamiento

Organizar un casamiento es una de las tareas más difíciles que hay. En esta nota, los 10 errores más comunes que cometen los novios al organizar un casamiento.

Por Mili Conzi

23 de Julio de 2012

Organizar un casamiento es una de las tareas más difíciles que hay. En esta nota, los 10 errores más comunes que cometen los novios al organizar un casamiento.

Los 10 errores más comunes al organizar un casamiento:

 

Error n°1

No planificar.

 

Si decidieron casarse, hay una palabra clave que tienen que tener en mente desde el primer día: “planificación”. Por qué hacemos hincapié en esta palabra? Porque como cualquier otra cosa, un casamiento también implica y necesita de una etapa planificadora. Muchos son los elementos que hay que poner en armonía, coordinar y equilibrar para que el resultado sea el que más esperamos: que todo salga bien! La organización, en su propia esencia es planificación, hacer previsible lo imprevisible, la desorganización y el caos que implica organizar un casamiento.

Novios: desde el principio, agenda en mano, hojas divididas por rubros, anoten números, hagan cuentas, armen un presupuesto, pero anoten todo! Y, recomendamos guardar y mantener a salvo todos los recibos de cada rubro que van pagando y cancelando. Tengan todo en una carpetita aparte!

 

Error n°2

No contar con el respaldo de un sitio web.

 

Los sitios web de casamientos se convirtieron en herramientas clave para los novios a la hora de organizar un casamiento. No sólo porque reúnen en un mismo espacio virtual todos los elementos, proveedores e información necesaria, sino también porque ofrecen herramientas para ayudar a los novios a organizar el casamiento. Herramientas administrativas de presupuesto, proveedores, invitados y hasta organización de mesas!

 

Error n°3

No elaborar un presupuesto global y estimativo de lo que están dispuestos a pagar por su casamiento.

 

Este error viene de la mano del anterior, el de la no planificación: un error muy común es no armar desde el principio un presupuesto estimativo de lo que ustedes están dispuestos a pagar por su casamiento. La idea es que sea un plan de costos que sea acorde con sus posibilidades económicas. Lo bueno es que este plan marca una frontera económica de lo que se puede y no se puede. Como siempre decimos, que la famosa frase “es una vez en la vida” no te deje en banca rota.

 

Error n°4

No armar una lista de prioridades.

 

Este error consiste en no establecer cuáles son los proveedores o rubros prioritarios de la fiesta de tu casamiento. La idea de esto es que puedan distribuir el dinero que ustedes están dispuestos a gastar entre los diferentes rubros de la fiesta. Por ejemplo, si prefieren destinar más a las bebidas porque consideran que es uno de los rubros más importantes, tendrán que bajar las pretensiones con respecto a otro rubro. Es resignar por un lado y no resignar por el otro, es un tira y afloje, pero creemos que es una de las mejores maneras de optimizar el presupuesto.

 

Error n°5

Querer tener todo organizado y los proveedores contratados con mucha anticipación.

 

Nada puede desesperar más a una novia que tener las cosas colgando de alfileres o “boyando” en el caos de cosas por hacer. Entendemos que una vez que cerramos con una empresa de algún rubro, nos invade una paz tan gratificante por el hecho de haber “hundido un barco”. Pero no podemos pasar toda la organización del casamiento queriendo cerrar “ya” las cosas lo antes posible. La idea no es colgarse con todo pero tampoco vivir desesperados por cerrar, cerrar, cerrar presupuestos. Dejen de lado la ansiedad porque no les va a servir para nada. Lo importante es que disfruten todo el proceso de organizar el casamiento y no sólo la noche de la fiesta.

 

Error n°6

Escuchar las opiniones de todos.

 

Es muy lindo compartir con la gente que nos rodea todo lo que implica organizar un casamiento. Que tus amigas te acompañen a una prueba de vestido es algo inolvidable, o que tu mamá te ayude con la fiesta de civil. Estamos a favor de la idea de que un casamiento es para compartir su felicidad con los que más quieren. Pero esto también puede ser un arma de doble filo: las opiniones (sobre todo cuando tenemos un exceso de opiniones) pueden volvernos locos. Uno te va a decir que el color de la ambientación es divino pero otro podrá afirmar que ya pasó de moda. Dónde queda la opinión de ustedes, los verdaderos protagonistas, los novios? Es clave que podamos poner una barrera a tanta opinión y creer, confiar, escuchar las propias, las de ustedes!

 

Error n°7

Pretender que todo salga perfecto.

 

Esta frase se repitió tanto que se convirtió en cliché, pero es un cliché muy cierto: la perfección no existe novias! Es un error muy común de los novios pretender que todo salga perfecto. La realidad es que siempre va a haber algo que no salga como nosotros lo esperamos. La clave para no frustrarnos es no pretender la perfección en todo desde el principio. Si bajamos las pretensiones, disminuirán las frustraciones futuras!

 

Error n°8

Discutir por todo.

 

Estamos nerviosos, ansiosos, quedan muchas cosas por hacer. Uno hace más que el otro, el otro está menos conectado con la organización. Las emociones están a flor de piel! Y un resultado se vuelve inevitable en este escenario: discutir por cada mínimo detalle! Si yo digo blanco, él dice negro y es imposible llegar a un acuerdo. Este es uno de los errores más comunes a la hora de organizar un casamiento. Por eso, es bueno que controlemos algunas emociones y la ira del momento. Les recomendamos tomarse un recreo durante la organización de la fiesta y conectarse entre ustedes, pensar en el momento increíble que están viviendo y bajar la ansiedad!

 

Error n°9

La organización de la fiesta nos hace olvidar el verdadero sentido del casamiento.

 

No dejen que la voracidad que implica la organización de un casamiento les haga olvidar el verdadero sentido del matrimonio. Hay que saber parar la pelota y conectarse con lo que están por hacer: unir sus vidas para siempre, no es poca cosa no? Por eso, traten de evitar uno de los errores más comunes a la hora de organizar un casamiento: olvidarnos justamente del mismo, del casamiento en su sentido más pleno.

 

Error n°10

Stress, el peor enemigo de las novias.

 

Cómo organizar un casamiento y no estresarse? Imposible! Estar 100% despreocupadas y relajadas siendo novias es una utopía que se vuelve contradicción: no se puede ser novia y estar relajada al mismo tiempo porque estar estresadas es parte de la esencia de toda novia. Lo que sí podemos es reducir el stress lo más que podamos controlando nuestros pensamientos, exigencias y malos humores (muy comunes en estos períodos).



Comentarios

1 comentarios en "Los 10 errores más comunes al organizar un casamiento"

D
Dani Ville

27/07/2012

gracias!!!

Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!