Belleza y Estilo

Los primeros tiempos... Luna de miel?

Falta poco para el casamiento y cuesta imaginar qué sucederá después de la ceremonia y la fiesta que hace tanto tiempo estás organizando. Sin duda, ese día será realmente importante, pero pensaste cómo vas a encarar la vida que empezará al día siguiente, cuando hagas “pum” y aterrizes en la tierra, listos para construir esta nueva familia?

Por Suku Arrieta y Clara Naón

17 de Noviembre de 2008

Falta poco para el casamiento y cuesta imaginar qué sucederá después de la ceremonia y la fiesta que hace tanto tiempo estás organizando. Sin duda, ese día será realmente importante, pero pensaste cómo vas a encarar la vida que empezará al día siguiente, cuando hagas “pum” y aterrizes en la tierra, listos para construir esta nueva familia?

No siempre el primer tiempo de casados es una “luna de miel”. ¿Por qué?

Porque el matrimonio es una realidad dinámica: un proceso que está en movimiento y que se va transformando a través del tiempo. Es normal y esperable que aparezcan crisis o momentos difíciles que superarán de a poco y que servirán para madurar la relación y para estabilizarla.

Cada uno de ustedes pasará de estar solo, a aprender a estar con otra persona con la cual va a compartir la vida. Aún cuando tengan los mismos valores y principios, son un hombre y una mujer, dos personas distintas, con diferentes psicologías y personalidades.

Provienen de familias con sus respectivas costumbres.

Dos historias, dos vidas que se unen para crear un nuevo matrimonio, que tendrá su propia identidad, un “nosotros” único.

Llegó el momento de cumplir el sueño. Más allá de los roces naturales de la convivencia, tendrán que adaptarse a una realidad diferente del noviazgo. 

Dejarán de ser “hijo” o “hija de” y tendrán que aprender a ser adultos independientes de su familia de origen.

Esto no significa dejarla de lado pero sí, enfocar la relación desde otro lugar: “Mi familia ahora es ésta”. Al principio, cuesta un poco.

También, es conveniente limitar las actividades que hacían de solteros, lo cual no significa dejar de ver a los amigos, pero sí darle prioridad a la pareja.

Seguramente, habrá renuncias pero también “entregas” que le darán sentido y alegría a la relación.

No cabe ninguna duda que empalmar dos vidas representa un cambio importante que puede generar una primera crisis, aunque no siempre ocurre.

Como todas, esconde una mezcla de amenaza y de oportunidad. Una oportunidad para conocerse mejor, para aprender a complementarse y a trabajar en equipo en este nuevo desafío.

Qué se necesita para atravesarla?

Conocerse bien a uno mismo y conocer al otro, estar seguros de lo que quieren conseguir (un matrimonio a largo plazo que no se quiebre a la primera de cambio), buena comunicación para poder escucharse e ir haciendo acuerdos, imaginación, paciencia, voluntad.

Y mucho humor.

Así, estarán poniendo los primeros ladrillos firmes de esta nueva Familia.



Comentarios

4 comentarios en "Los primeros tiempos... Luna de miel?"

D
Daniela Santillan

08/09/2010

Como siempre, muy utiles las notas!! Sinceramente, es el tema que mas miedo me da.

V
Vicky Nuñez

21/11/2008

Con Nacho hace ya un año que estamos conviviendo y nos estamos casando en marzo de 2009. Creo que, al principio y como explica la nota, va a haber diferencias, costumbres y gustos que superar, pero TODO se logra con mucho diálogo. Ese es mi mejor consejo. A nosotros nos sirvió y mucho. Y sino, como dice una amiga "mucha miel". Con miel se cazan las avejas!

A
Analía Flores

19/11/2008

Nosotros ya convivimos desde hace más de un año y medio y hemos tenido diferencias, pero siempre buscamos en el dialogo la solución a los problemas y resulta de maravilla!! Nos queremos muchisimo y nos respetamos de la misma manera. Pero el casarse es asumir un compromiso mayor, es apostar al futuro, es construir una familia con todas las letras, por eso es que decidimos hacerlo!! Nos casamos en 10 días chicas!!! No saben la emoción que tengo, no paro de llorar de alegría, soy demasiado sensible, pero estoy archi super feliz!!! Consejo: No se guarden nada, siempre dialoguen acerca de todo, lo que les gusta y lo que no, esan son las bases para construir una buena familia. Besos!! Ani

C
Clara Matera

18/11/2008

A mi me da miedo pensar que nos puede costar la convivencia, pero por otro lado pienso que lo quiero tanto que cualquier cosa la vamos a poder superar. Mucha peciencia para resolver las peleas del principio!

Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!