Belleza y Estilo

10 consejos para evitar el atracón de las fiestas

No arrojes por la borda el trabajo que hiciste en el gimnasio todo el año en una sola noche. En esta nota, 10 consejos para comer saludablemente y evitar el famoso atracón de las fiestas.

Por Redacción

23 de Diciembre de 2013

No arrojes por la borda el trabajo que hiciste en el gimnasio todo el año en una sola noche. En esta nota, 10 consejos para comer saludablemente y evitar el famoso atracón de las fiestas.

UNO - ORDEN Y COLACIONES: La primera clave de todas es lograr mantener el orden en las comidas, tanto los días previos como el día de los festejos y los posteriores. Es importante atender a las colaciones y darles prioridad antes de las grandes comidas. Por ejemplo, un yogurt descremado con cereales, una fruta, una tostada de pan integral con queso crema descremado, etc. El objetivo es bajar la ansiedad y no “atacar” la comida durante los festejos.

DOS - OBSERVAR, PENSAR E IR DESPACIO: Ante esa mesa inmensa de comida, ante esa variedad de bandejas y aquel desfile de platillos exquisitos, típicos de las fiestas, debemos esperar y pensar. No te arrojes encima de la comida, observa y espera. Elije los platos que más te gustan y selecciona sólo algunos. No llenes tu plato con un poco de cada cosa, no intentes probar todo lo que hay en la mesa navideña.

TRES - LA REGLA DE LAS PEQUEÑAS PORCIONES: La idea no es probar la variedad infinita de platillos, sino elegir lo que más te guste y servir pequeñas porciones en el plato. Es muy fácil caer en los excesos durante los festejos de las fiestas, por eso es clave que puedas mantener esta regla de las pequeñas porciones.

CUATRO - ALTERNATIVAS A LOS PLATOS TRADICIONALES: COCINA LIVIANA: Es hora que incorpores otras recetas a tu cocina para las fiestas. Recetas más livianas y sanas. Los tradicionales platillos de navidad son muy calóricos y pesados, los enemigos de cualquier dieta. Te proponemos otro tipo de cocina: a base de carnes magras (de vaca, cerdo, aves sin piel o pescado) y salsas más livianas (por ejemplo, reemplazá el tradicional Vithel Tonné por una salsa de queso crema descremado, mayonesa light, atún al natural, pocas anchoas envasadas y vinagre blanco).

CINCO - OPTÁ POR LOS VEGETALES Y LAS ENSALADAS: En vez de papas fritas, arroz primavera o papas rellenas, acompaña las carnes con vegetales horneados o ensaladas. Incorpora estas opciones a tu mesa navideña. Cuanto más colorida sea la ensalada, mejor aún. Las ensaladas te ayudarán a evitar la sensación de restricción alimentaria. Condiméntalas con aceite de oliva, aceto balsámico, mayonesa light o limón.

SEIS - COMER DESPACIO: Las cenas navideñas o los festejos de fin de año suelen ser muy largos. Estas comidas “eternas” son una amenaza, pues comemos muy rápido y así es como solemos repetir las porciones más de una vez.

SIETE - POSTRES VS. FRUTAS: Reemplaza aquellos postres navideños por frutas de estación como las cerezas, las frutillas, sandía, melón, etc. La repostería con frutas también es permitida durante las fiestas (strudel de manzana, tarta de duraznos, etc.). Las frutas secas (nueces, almendras, castañas, etc.) son muy saludables, porque aportan grasas saludables, siempre y cuando las consumas en pequeñas porciones. Controla la cantidad de pan dulce, garrapiñada, chocolates, budines y turrones, postres típicos de las fiestas.

OCHO - BEBIDAS: Elige las bebidas sin azúcar como soda, agua, jugos naturales o gaseosas light. Pero sobre todo, toma mucha agua, es muy importante mantenerse hidratado durante las fiestas. En cuanto a las bebidas con alcohol, tengan mucho cuidado. Beban en dosis moderadas (1 a 2 medidas estándar) y si conduces no bebas. La ingesta excesiva de alcohol produce descontrol alimentario y posterior aumento de peso.

NUEVE - DIVERTIRSE “EN MOVIMIENTO”: Otra de las claves es “moverse” después de la cena. Bailen, jueguen, diviértanse “en movimiento”, un hábito súper saludable para incorporar a las fiestas.

DIEZ - NO A LOS SOBRANTES: Evita continuar comiendo los sobrantes durante los días posteriores a las fiestas. Debes volver a tu dieta habitual, a tus comidas de todos los días. Ten cuidado, no comiences una dieta súper estricta el día después de las fiestas, pues esto puede producir un efecto rebote. La clave es volver a nuestras comidas habituales, incorporar alimentos saludables como frutas, fibra, pan integral, tomar té verde y mucha agua.

Fuente: Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas.
 

Rubros incluidos: Tratamientos de Belleza en Buenos Aires



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!