Casamientos Reales

Casamientos Reales: Vicky Zimmermann y Dani Fiandrino

Un poco bohemio, algo vintage y muy romántico. Así fue la fórmula del vestido de Vicky, otra novia que nos enseña que “less is more” es la clave de todo vestido de novia.

Por Mili Conzi

22 de Octubre de 2015

Un poco bohemio, algo vintage y muy romántico. Así fue la fórmula del vestido de Vicky, otra novia que nos enseña que “less is more” es la clave de todo vestido de novia.

Fui a muchísimas diseñadoras de vestidos de novia. Con el correr de los meses, me angustié porque sentía que no estaba avanzando y las frecuentes preguntas del tipo “¿cómo venís con el vestido?” sólo lograban ponerme peor. Pero, gracias a la recomendación de una amiga, fui a ver a Pía Astoul y Caro Jantus, y cuando salí de la entrevista sentí internamente : “son ellas”. Lograron interpretar exactamente lo que tenía en mente, o al menos las miles de cositas “inspiracionales” que les había acercado en fotos impresas, screenshots de mi celular, mucha información.

Yo creía ser una novia “fácil”, de las que no dan vueltas, las que saben lo que quieren y lo definen de la noche a la mañana. Sin embargo, acá me pasó algo distinto, con Caro y Pía empezamos armando un vestido de novia de un estilo diferente, hasta que en la tercera prueba me di cuenta que no me sentía novia en ese vestido, no era del todo yo. Y ese era esencialmente mi objetivo, que mi vestido de novia reflejara mi onda, y no sentir que ese día iba a estar “disfrazada de novia”. Las diseñadoras me apoyaron en esa transición y fueron las que despejaron los grises para ayudarme a definir el que fue finalmente mi vestido.

Elegante, simple y complejo a la vez. Vicky siempre lo tuvo en su cabeza, pero al principio el vestido no era más que una vaga idea. De a poco, esa idea se tradujo en moldes, telas y accesorios que lo hicieron muy real.

Personalmente no me gustan los vestidos de novia a los que llamo “inflados”, sabía que quería algo súper lánguido y que tuviera la atención sólo puesta en una zona del vestido. No quería algo muy recargado, porque para mí en las novias "menos es más". Y sobre el color, elegimos el off White o blanco sucio, porque me identifico más con ese tono que con el blanco impoluto. En un principio tenía más en claro los “no” que los “sí”, pero para las diseñadoras es algo clave para ir armando el esqueleto del vestido de novia.

El vestido tiene una onda bohemia y medio vintage que me encanta. La pollera es de gasa de seda natural con vuelo pero lánguida, tiene una caída perfecta. Un gran acierto fue que tuviera cola, pero desmontable para poder bailar con libertad durante la fiesta. La parte de arriba del vestido de novia es la zona más llamativa y romántica gracias al tul bordado francés.

La novia

Vestido de novia: Pia Astoul y Caro Jantus.

Zapatos de novia: LOMM Shoes. Comodísimos y cancheros. Me los mandé a hacer especialmente según los tonos del vestido. 

Zapatos después de los zapatos: Más hacia el fin de la noche me los cambié por unas New Balance para bailar sin tacos ni restricciones.

Accesorios: Los aros de mi marca, DASHA Accesorios y el tocado by Clari Firmat.

Ramo: Patricia Battaglia.

Perfume: Donna Karan Fresh Blossom Be Delicious.

Maquillaje: Carmen Antelo Make Up & Hair

Peinado: Carmen Antelo Make Up & Hair

La tradición, por Vicky

Algo nuevo: el vestido de novia.

Algo viejo: ropa interior, el ajuar.

Algo prestado: el rosario de mi mamá.

Algo azul: una tirita cocida en el interior del vestido!

El casamiento

Tiempo de organización: 1 año y 2 meses antes.

Wedding planner, ¿sí o no? No, lo organizamos todo Dani y yo con la ayuda de nuestros increíbles amigos que fueron los grandes facilitadores de esos datos que te salvan para cerrar con muchos proveedores.

Iglesia: Iglesia Nuestra Señora del Pilar, en Pilar.

Tema de entrada y salida: Pompas y Circunstancias tocado por violines en vivo. La salida de la iglesia fue con “Viva la Vida” de Coldplay – a los dos nos encanta esa canción- y tocada por violines es todavía más impresionante.

Salón de fiestas: La Terraza Eventos. Pilar.

Ambientación: Flor Belizan ambientaciones.

¿Estilo de la ambientación?: Romántico-Chic. La ambientación fue uno de los aspectos que más nos gustó y superó nuestras expectativas. Flor sabe escuchar y entender perfectamente qué es lo que querés, y la atmósfera que logró crear para ese día gracias a las velas, las lucecitas en las galerías y en el jardín, las flores, los detalles vintage, fue realmente increíble.

Catering: Alquimia Catering.

Plato principal: Ribs con salsa barbacoa puré de batatas caramelizado. Para los vegetarianos crepes de espinaca.

Recepción: Un poco de todo! Isla mexicana, Parrilla, isla oriental, bocados fríos y calientes y bocados del mar. Fue super abundante y muy rica!

Barra de tragos: Contratamos la barra Premium de La Terraza (propia del salón).

Cuáles fueron los mejores tragos de la noche: La Caipi.

Disc Jockey: Trueba Group

Participaciones: Abadía de Santa Escolástica

Casas de Regalos: Falabella novios + regalos a través de depósitos bancarios en una cuenta.

Foto: Álvaro Barros

Video: Álvaro Barros

Cotillón: Casa Alberto

Noche de Bodas: Sofitel de Cardales

Luna de Miel: Un lindísimo viaje por Europa (Roma, Florencia, Venecia, París, Londres y para terminar: la costa amalfitana – Positano, Sorrento, Amalfi, Capri, Ravello, Praiano-. Un viaje inolvidable!

Consejo de una novia

Les voy a dar el mismo consejo que me dieron a mí, y que realmente me sirvió en un momento crítico: estaba por entrar a la iglesia (bajando del auto) y vino una de mis mejores amigas a avisarme que el fotógrafo (con quien también había contratado el video del casamiento) se había equivocado de iglesia y estaba en Capital en otra iglesia que tiene un nombre prácticamente igual al de la iglesia en la que me casaba yo… ¡pero nosotros nos casábamos en el centro de Pilar! En ese instante tuve que tomar una decisión interna (fue cuestión de segundos): amargarme por eso, o vivir intensamente ese momento que había esperado durante tanto tiempo. Mi hermano, que fue quien me entró a la iglesia y a quien adoro, me miró y me dijo: “hace muchos años no existía la fotografía y la gente se casaba y era feliz igual”. Me conmovió mucho lo que me dijo porque quiso ayudarme desde su lugar, para intentar que esa situación no me angustiara y pudiera disfrutar de la iglesia. Así que, respiré hondo y elegí dar vuelta la página automáticamente y conectarme con vivir ese momento con la máxima intensidad que se lo puede vivir. De la iglesia tenemos miles de recuerdos inmortalizados: ¡todos nuestros amigos y familiares nos sacaron fotos y filmaron videos de todos los ángulos y formas que se puedan imaginar!

Por eso mi consejo para las novias es que sea cual sea el detalle o situación (desde algo chiquito a algo grande) que no salga como lo planearon, den vuelta la página, y miren para adelante. ¡Es el día en el que se van a casar con el hombre de su vida y tienen que disfrutarlo! Así que, ante la adversidad, ¡move on! Me parece un consejo muy valioso porque son miles las cosas que pueden o no salir como las esperás, entonces si te conectás con el disfrute y con la esencia de ese día, todo, pero absolutamente todo se vuelve relativo y lo único que verdaderamente importa es festejar esa unión con tu novio y la gente que más querés.

 


Rubros incluidos: Catering en Buenos Aires, Ambientación y Centros de Mesa en Buenos Aires, Disc Jockey en Buenos Aires, Zapatos de Novias en Buenos Aires, Vestidos de Novia en Buenos Aires, Salones de Fiesta en Buenos Aires



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!