Belleza y Estilo

Navidad: 4 maneras de reducir el stress de las compras

Es la mejor época del año, pero la más alocada. En esta nota, 4 maneras de reducir el stress de las compras de Navidad y recuperar su valor festivo.

Por Violeta Madero

11 de Diciembre de 2014

Es la mejor época del año, pero la más alocada. En esta nota, 4 maneras de reducir el stress de las compras de Navidad y recuperar su valor festivo.

Sí, son épocas de agendas abultadas, mucho laburo, reuniones sociales, fiestas de fin de año. Sumado a todo eso, ¡los regalos navideños! ¿Cómo hacer para reducir el stress que generan los shoppings y las avenidas llenas de gente?

4 maneras de reducir el stress de las compras de Navidad y recuperar su verdadero valor festivo.

UNO. Hacer una lista de regalos: de mayor a menor prioridad.

Nada genera más stress que sentir que “no llegamos a comprar nada en el poco tiempo que nos queda”. Lo desconocido produce miedo, por eso aquí una manera crucial de reducir el stress que genera esto: racionalicen lo que tienen que hacer o comprar transcribiéndolo en una lista, priorizando los regalos más importantes y dejando para el final los prescindibles.

DOS. Tomar una decisión y simplificar.

Si ves que no llegas a comprar todo lo que dice tu lista de regalos, ¡simplifica! Tu tía abuela no se va a enojar si no llegas a hacerle el regalo que querés, lo mismo con tu amiga que vive en el interior, no pasa nada si no llegas a comprarle un regalo a su bebé recién nacido. Con esto, lo que queremos decir es que uno tiene que saber tomar decisiones y simplificar su vida. Tachá los regalos menos prioritarios de la lista.

Realmente, ¿crees que todo el mundo se va a ofender si no llegas a cumplir con el protocolo? No. La verdad es que no, y el que se ofende es porque no tiene en claro el verdadero espíritu y valores de la Navidad. También, regalarle a tanta gente es ponerlos en el compromiso de que tengan que regalarte a vos o, si no lo hicieron, que se sientan incómodos en el momento de recibir el regalo.

TRES. Los descuentos improvisados y que duran un solo día producen stress.

Si, esos avisos que te llegan a la casilla de mail, gritándote con letras mayúsculas “DESCUENTO DE HASTA UN 50%”, el sólo hecho de escribirlo produce stress. ¿Llego a aprovechar el descuento? ¿Salgo antes del trabajo? Correr, correr y correr.

Sí, creemos que en estos tiempos inflacionarios, los días de descuentos en shoppings, los que ofrecen los bancos y las miles de cuotas sin interés son una buena alternativa para ganarle un poco a la inflación. Por eso, tómalo con calma y planifica un día de la semana para ir a aprovechar estos descuentos. Pero si no llegas, tranquila, siempre está la alternativa de reducir la lista de regalos y sacar los menos prioritarios.

CUATRO. Mucho deporte y actividad física reduce el stress.

Compensen todos esos días de mucho trabajo, reuniones y demás con actividad física o deportes al aire libre. Realmente esto reduce un montón el stress y nos llena de energía. Lo dejamos para lo último porque creemos que éste es uno de los mejores remedios para el stress de fin de año. ¡A ponerlo en práctica!

Recuperar el verdadero valor festivo de la Navidad

La idea es bajar las exigencias y expectativas, parar un poco la moto y pensar en el verdadero significado de la Navidad, de la “natividad”, un volver a empezar, un re-nacer en todos los sentidos posibles. Re-encontrarse con viejas amistades, recuperar lazos familiares, pasar juntos y en familia una noche muy especial, más allá de los regalos.

Y vos, ¿cómo haces para reducir el stress que generan las compras y fin de año?
 



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!