Belleza y Estilo

Terminó el casamiento: ¿cómo encarar la vida de a dos?

Entre el casamiento y los hijos: ¿cómo encarar la vida en familia de a dos?

Por Violeta Madero

26 de Mayo de 2015

Entre el casamiento y los hijos: ¿cómo encarar la vida en familia de a dos?

Hay una regla, acá y en la China: ningún matrimonio está libre de conflictos. Entre el casamiento y los hijos, ¿cómo encarar la vida en familia de a dos?

La búsqueda del encuentro: sólo ustedes dos

La vorágine laboral nos presenta siempre lo mismo: no hay tiempo para nada. Los dos llegan tarde de la oficina y se van muy temprano por la mañana. ¿Dónde queda el encuentro? Un encuentro es de a dos, por eso necesitarán hacer un esfuerzo por generar y mantener esos encuentros de los que hablamos.

Momentos de más intimidad o momentos de menos, pero la idea es que se “encuentren” y no dejen nunca de hacerlo. Una comida los viernes a la noche, un desayuno en la cama, una salida al cine o al teatro. No tienen que ser programas complejos, puede ser algo simple como tomar mate en el balcón. ¡Pero generen ese encuentro entre los dos! Sin celulares, redes sociales ni Ipads. Sólo ustedes dos.

Amigos de él, amigos de ella. Cómo fusionar las amistades para que los programas sean en “conjunto” y no por separado.

Con esto no queremos decir que no pueden tener sus salidas independientes con amigos (las mujeres nos morimos si no tenemos una noche de sushi sólo entre chicas) El tema es que no se vuelva una costumbre las salidas independientes todos los fines de semana.

-Invitá a sus amigos con sus novias (los que estén casados y los que no) a comer a tu casa (ofrecer la casa como lugar de encuentro es una de las claves, porque eso permite “fusionar” ambos mundos).

-Hacete un buen grupo de “novias” (no sólo un grupo de Wapp, sino también incentiven las amistades con las novias y novios de los amigos de él y las amigas de ella)

-Armen programas o viajes en pareja.

“Piensen” en pareja y no por separado. Es la única forma que tendrán de encarar la vida familiar de a dos después del casamiento. No es fácil en los tiempos que corren (donde “tu plata es tu plata y mi plata es mi plata, donde los amigos por un lado “y vos por el otro”), pero vale la pena luchar por una vida de a dos, porque son dos y uno al mismo tiempo.

Proyectos personales

Este es el capítulo que le dedicamos a ese momento que deben separarse un poco de su media naranja y buscar el proyecto personal. No todo es de a dos, ¡porque tampoco sería sano! Los excesos son malos, por eso te recomendamos que busques tu momento, tu escenario, tus gustos, tus proyectos. Dedicale tiempo a crecer profesionalmente, con la carrera que hayas hecho o con la carrera que quieras empezar. Un negocio, un proyecto comercial con un amigo o amiga, lo que sea que te incentive e impulse tu proyecto personal.

Proyectos en familia: planear viajes, comprar un terreno, invertir en algún proyecto.

Si hay proyectos personales, también tienen que haber proyectos en conjunto, de a dos. Planear un viaje es un proyecto, como así también lo es invertir en un terreno o remodelar la casa. Los proyectos en familia nos ayudan a mantenernos unidos y activos, mirando siempre para adelante, pensando en los dos y en la familia por construir. Los proyectos familiares son uno de los pilares fundamentales de todo matrimonio, nunca olviden eso.

Un embarazo no salva el matrimonio

Si tienen problemas, si discuten mucho, si sienten que no se entienden y reina el silencio cuando pierde la comunicación, no piensen que un embarazo salvará el matrimonio o hará las cosas más fáciles. ¡Al contrario! El proyecto del “primer hijo” debe venir con una base fuerte y consolidada de matrimonio. Tienen que estar las cosas muy bien (o pueden estar mal, pero tener las herramientas para solucionar y sortear cada conflicto que se les presente) para encarar un hijo.

Y ustedes, ¿qué consejos tienen para otras novias sobre la vida de a dos después del casamiento?
 



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!