La Organización

10 Consejos de una Novia a otra Novia.

¿Organizar el Casamiento es una tarea compleja y estresante? En esta nota, 10 Consejos de una Novia Real que supo pasar por lo mismo que vos.

Por María M. Álvarez

15 de Diciembre de 2016

¿Organizar el Casamiento es una tarea compleja y estresante? En esta nota, 10 Consejos de una Novia Real que supo pasar por lo mismo que vos.

¡Viví tu Casamiento sin stress!
Me casé ayer. Bueno, no tan ayer, pero casi. Una luna de miel de tres semanas y un par de días de convivencia matrimonial, me separan del día en el que dije SÍ, ¡QUIERO!

¡Pasó volando! Sin dudas, una de las mejores noches de nuestras vidas. Ahora, ¡bienvenida vida real!... es increíble que ya quedó atrás la vorágine de la organización. 

Se podría decir que “me recibí” de novia! Y por eso (y con el diario del lunes!) quiero aprovechar este espacio para, de novia a novia, darles diez consejos que me parecen muy importantes para disfrutar al máximo de la organización de su casamiento.

 
  1. Primero y principal, los que se casan son USTEDES DOS: vos y tu novio. Es muy importante que tengan en claro qué les gusta a ambos. A veces, las mujeres vamos un poquito más rápido con algunas cosas… y nos olvidamos de consultarlo con el otro 50% de este GRAN evento. Por eso, lo mejor es dejar sobre la mesa los gustos e ideas de cada uno y siempre, ante la duda, consultarse mutuamente.
     
  2. No se mareen. Posiblemente todos los que nos rodean: familia, amigos, compañeros de trabajo y… hasta gente no tan cercana que se enteró que te casás, va a emitir algún tipo de opinión sobre la organización. Pongan sus límites. Es su gran día y, si bien la gente lo hace con buena onda, a veces terminan mareándonos. Mi recomendación es “abrir a debate” sólo aquellos temas que de verdad no pueden decidir entre ustedes cómo resolverlos.
     

  3. ¡No hace falta pelear todas las batallas! Hacé foco en lo que realmente te mueve la aguja… y si hay temas que tu entorno te propone, como por ejemplo tus papás y/o tus suegros, y no te marcan la diferencia, pero sabes que los hace felices, ¡dejalos ir para adelante! Seguro lo hacen con todo su amor, por ustedes dos y, además, van quedar contentos.
     

  4. No convertirse en monotemáticas. El casamiento sin dudas es uno de los eventos más importantes por los que pasaremos. Pero igualmente, no hagamos de éste el único tema de conversación con familia y amigos… nosotras estamos ansiosas, pero el resto se puede cansar!
     

  5. Como en toda organización, ser metódico es la clave del éxito. Ayuda a que nada se nos escape y así no entrar en “desesperación” por no saber si falta algo. Mi consejo: un Excel compartido con tu novio, en donde detallen absolutamente TODOS los temas que rodean al casamiento: desde lo más importante, como el salón o catering, hasta los detalles o condimentos “de color” (cotillón, souvenirs, etc). Que en ese documento puedan encontrar: presupuesto, fechas límite, responsables de cada tema y pendientes.
     

  6. A medida que la fecha se va acercando, vas a ver que van a surgir detalles a solucionar (últimos pagos, logística del cotillón, armado del video de los novios… y más). En esta instancia, delegar es lo más sano. No nos olvidemos que, además de casarnos, nuestra vida por lo general continúa (el trabajo, las amigas, la familia, las responsabilidades, etc). No queremos llegar agotados, así que pedir ayuda no está nada mal.
     

  7. ¡El bolso! Quizás te prepares en un hotel, en tu casa, en lo de algún familiar o en el mismo salón. Estés donde estés, hay ítems que NO te podes olvidar. Por eso, te recomiendo hacer un check list con los indispensables para los preparativos y la noche de bodas. Pero hacelo tranquila y, si podés, revisalo y consultalo con tu mamá (las madres siempre son súper prácticas!) o alguna amiga o familiar que ya haya pasado por esta situación. Y más vale que sobre a que falte!
     

  8. Los invitados: no te olvides de consultar si entre ellos hay algún vegetariano, vegano, celíaco o con algún tipo de tema puntual que sea importante como para avisarle al catering. De esta manera, todos se van a sentir súper cómodos y van a disfrutar al 100%.
     
  9. El día del casamiento COMÉ! Si, si, así como lo lees! No te olvides de comer bien. Desayuná en familia, almorzá con amigas y tomá el té con la maquilladora y peinadora, pero no te olvides de alimentarte bien. Los nervios pueden jugar en contra y quizás el hambre se va, pero justo ESE día tenes que tener todas las energías bien arriba para sentirte plena y disfrutar cada segundo!
     
  10. Durante la fiesta, contá con esa hermana o amiga íntima que se asegura de que tomes agua (posiblemente siempre estés rodeada de gente y saltando o bailando!, alguien tiene que romper ese escudo para hacerte llegar un poco de agua!!!), te ayude con el vestido (levantar la cola, ayudarte a acomodarlo, etc), te acomode el peinado si entre tanto salto y abrazo se te desacomoda un poco, te acompañe al baño y se encargue que en la barra siempre tengan listo tu trago preferido!

Bueno, estos son mis 10 consejos, mi experiencia personal. ¿Alguna otra “recién recibida” de novia por ahí que quiera sumar algo? Y chicas, lo más importante de todo esto es que DISFRUTEN a pleno del comienzo de esta nueva etapa que eligen transitar!

Rubros incluidos: Noche de Bodas en Buenos Aires, Salones de Hoteles en Buenos Aires

Suscribite al Infonovias para recibir ofertas y novedades