Belleza y Estilo

Turbulencia en la pareja...

Momento de reflexión:  las separaciones cada vez más cercanas. ¿Qué es lo que podemos hacer? ¿Por qué "el amor para toda la vida" parece imposible?

Por Orientadora Familiar

12 de Octubre de 2010

Momento de reflexión:  las separaciones cada vez más cercanas. ¿Qué es lo que podemos hacer? ¿Por qué "el amor para toda la vida" parece imposible?

Es algo así como una epidemia de separaciones. Nos tocan de cerca o a nosotros mismos. Durante una sobremesa entre amigos, descubrimos muchas causas intrincadas y algunos caminos posibles.

Con el café conversábamos de todo un poco, cuando salió el tema de un matrimonio que, con excusas dudosas, no vino a comer. Todos sabíamos que estaba pasando por una crisis aguda.

¡Cómo nos afectan las posibles separaciones de los matrimonios que queremos! Cuando quisimos darnos cuenta, estábamos hablando de ellos y sus problemas, pero por respeto y cariño nos frenamos. Entonces hablamos, en general, de la situación complicada de muchos hombres y mujeres casados.

¿Qué está pasando? ¿Qué locura es esta? ¿Dónde está la raíz de tantas separaciones? ¿Por qué cuesta tanto vivir juntos y aguantarnos algunas cosas del otro o la otra? Está pasando a los 25, a los 40, incluso a los 60 años. Algunos esperan hasta que los hijos se van de la casa para separarse, a pesar de los muchos años vividos juntos .



Nos preguntábamos si era posible inventar una vacuna para parar esta epidemia de separaciones, si podíamos encontrar alguna solución para que el amor pueda durar toda la vida y hacer felices a los cónyuges y a sus hijos. Quizás buscábamos culpables, como las costumbres de nuestra sociedad actual o los medios de comunicación masiva, que muchas veces no tienen en cuenta ni defienden los valores familiares.

Pero seguimos profundizando y llegamos a las diferencias entre el hombre y la mujer, las formas diferentes de comunicarnos, los modos particulares para aprender a convivir sin susceptibilidades. Enseguida se hicieron dos bandos de opiniones: los que aseguraban que los hombres eran los únicos culpables y los que aseguraban que los cambios en el rol de la mujer la hacía responsable de la situación.

En ambos bandos había de los dos sexos. -La mujer dejó de cuidar y mimar al marido. -El hombre no ayuda a la mujer ni la comprende. -¿Y por qué la mujer se queja permanentemente? -¿Por qué el hombre se encierra en sí mismo y le cuesta compartir “algunos tiempos familiares”?


Y aquí paro de golpe y te sacudo como en los colectivos cuando clavan los frenos, querido/a lector/a casado/a, para preguntarte: ¿No es cierto que podemos ser protagonistas de nuestro matrimonio mas allá del mal momento que viva quien elegimos de compañero de vida? Y luchar con esperanza por nuestro proyecto de pareja matrimonial aceptando y, si es posible, festejando nuestras diferencias.

Es posible… cuando se cree en las capacidades del otro y se lo da a entender.

A veces, impresiona ver cuánto puede transformarse una persona si se le da confianza, cuánto cambia cuando se la trata como si ya hubiera mejorado eso que molesta. Hay muchísimas personas que saben animar a su cónyuge a ser mejores, les comunican la seguridad de que hay mucho bueno y lindo en él o ella, y con paciencia y constancia animan y ayudan a desarrollarlo. Intentan brindarle al otro comprensión y cariño sin que se los pida.

Cuando uno de los dos se lo propone con convicción, es probable que pueda sacar adelante su matrimonio.
Contando siempre con la libertad del otro, que podrá elegir no corresponder, sin sentirse víctima por ello, porque se trata de generar paz, de perdonar, de no criticar mental ni públicamente, de tener paciencia (todo esto es difícil, ¡pero no imposible! cuando se tiene claro el objetivo de defender nuestro vínculo).

¿Dónde está la raíz de tantas separaciones? ¿Por qué cuesta tanto vivir juntos y aguantarnos algunas cosas del otro o la otra?

Conocemos más de un matrimonio en el que se nota que uno de los dos “lleva” al otro bastante seguido, con el empuje del cariño y con la fortaleza que da tener como gran valor a la famili a. Y, pasa seguido, con el tiempo los dos se complementan mejor y aprenden a compartir de modo cada vez más disfrutable.



Comentarios

2 comentarios en "Turbulencia en la pareja..."

M
maria maldonado

13/11/2010

hermoso articulo, a pocos dias de mi propio casamiento, y aun despues de muchos años de noviazgo, la sensacion de vertigoes la misma, cuando vemos muchas parejas este año separadas, incluso de nuestrapropia familia. Creo que el matrimonio esta en crisis por esta cultura del egoismo que se ha creado, donde pensar en el otro es ser medio debil y sometido. Cuando hay amor la entrega es total, el dialogo sigue siendo fundamental y la tolerancia y el respeto deben ser condimentos diarios en la vida de pareja. Lo demas, viene solito ;)

D
Daniela Santillan

14/10/2010

Creo que es dificl la convivencia porque venimos de familias con costumbres o crianza diferente, pero todo se supera hablando. Estoy convencida que si los dos tienen ganas de llevar adelante el matrimonio y sobretodo, hay mucho amor, todo va a estar bien. Después les cuento como me fue!!

Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!