Casamientos Reales

Casamientos Reales: Mery Quaine y Caco Ramallo

Se conocieron en el colegio, estuvieron 8 años de novios y hoy encaran un futuro lleno de proyectos. Una crónica muy especial, en Casamientos Online.

Por Mili Conzi

17 de Julio de 2014

Se conocieron en el colegio, estuvieron 8 años de novios y hoy encaran un futuro lleno de proyectos. Una crónica muy especial, en Casamientos Online.

Mery y Caco se conocieron en el 2005, cuando él se cambió del San Juan al Juan XXIII. “Teníamos gente conocida en común, pero nunca nos habíamos cruzado. Entre charla y charla nos fuimos conociendo, MSN de por medio jajaja ¡y empezamos a salir!”

Después de esos largos meses en que no se hablaban, justo antes del verano empezaron a salir. Parecía ser una época difícil, las vacaciones como paréntesis, pero resultó ser el momento perfecto. Estuvieron 8 años de novios y lograron convertirse en una gran pareja que hoy apuesta a un futuro incierto, pero plagado de sueños y proyectos.

Pero antes que sucediera todo eso, un día les llegó ese primer y fundamental proyecto: el casamiento. “Cuando los noviazgos son largos, siempre sale el tema “casamiento”, formar una familia, proyectar a futuro, sobre todo durante los últimos años. Nosotros lo veníamos hablando bastante. Sumado a que varios amigos nuestros empezaron a anunciar, cosa que te lleva a mirar más de cerca ese tema y ver lo increíble que es. ¡Vale demasiado la pena!”

“La propuesta de casamiento fue el 14 de Febrero, fecha que nunca festejamos en nuestro noviazgo, pero como hace bastante que nos salíamos a comer juntos, Caco me dijo porque no íbamos a comer al Náutico de San Isidro. Esa misma tarde, yo tenía que acompañar a una amiga a su primer prueba de vestido de novia, asique imaginate con el excite que salí de la entrevista jajaja. Después de ahí, me busco Caco por lo de mi amiga, me subo al auto y estaba hecho un potro jajaja, y yo un desastre de todo el día de trabajo, ¡papelón jajaja!

Comimos en el náutico, hablamos un montón, y me dice en un momento “vamos” y yo “dale”. Obviamente encaré para la salida y cuando me doy vuelta Caco estaba del otro lado (por donde salís a la bahía del náutico) y me dice “¿caminamos un rato?”, yo colgadísima, le digo “dale”. Era una gran noche, caminamos un rato y en un momento me dice “¿nos sentamos?”

Hablando de varios temas, me pregunta qué tenía que hacer al día siguiente y justo tenía que buscar a mamá por el aeropuerto, obviamente que le cagaba sus planes jajaja. Me dice, “¿no la pueden buscar tus hermanos?”, le digo que no, “no llegan por los laburos”, y me dice “dale, porque tengo un programa”. Y yo le digo, “a ver decime qué y nos organizamos” Entre idas y vueltas (nervios de por medio), saca el anillo y me dice, “¡porque tenemos que ir a reservar fecha a la Iglesia! ¡Fue increíble!”

Mery y Caco se casaron por civil el 21 de marzo y por Iglesia el 29 del mismo mes. Rodeados de sus familias, amigos y toda la gente que los quiere mucho, tuvieron un casamiento imposible de olvidar. “Vale la pena el compromiso, apostar a futuro, aunque les tiemblen las piernas, no hay nada más lindo que hacer del otro la prioridad de tu vida”.

Ping-pong de la novia

¿Novia o anti-novia? Novia, al principio bastante estresada, porque no sé delegar mucho. Pero lo bueno de hacer cosas con tiempo fue que los últimos dos meses estaba muy relajada y el día del casamiento tenía una paz impresionante.

¿Casamiento de día o de noche? Noche.

¿Formal o informal? Formal.

¿El mejor rubro del casamiento? El vestido de novia, ¡tuve una diseñadora que es un 10! Y compartir ese momento con mamá y amigas fue espectacular. La ambientación, preparada en conjunto con gente muy cercana y familia. Pintamos unos azulejos todos juntos (familia, amigos, tías, primos, hermanos/as) que fueron parte de la misma ¡y quedaron divinos!

¿Algo que no estaba en tus planes? Que me suspendan un vuelo de la luna de miel el día antes del casamiento. Pero para lo que es ese día, es un detalle más, ¡mínimo!

¿Vestido de novia a medida, usado o terminado? Vestido de novia a medida.

¿Por qué lo elegiste así, diseño, telas, color? Soy muy simple para vestirme, nunca me vas a ver con el placard encima jajaja, por lo que quería que mi vestido de novia fuera igual, que me describiera, no soy de las que se juegan a cambiar ese día, ¡quería ser yo! Asique elegí un diseño romántico pero muy simple, con un guipur francés en tono té (no lo quería blanco, blanco) y la pollera de un satén de seda natural en color natural. El atractivo del vestido estaba en la espalda ¡y en la caída de la pollera!

¿Qué parte de tu vestido de novia modificarías? Ninguna, ¡amé mi vestido! Lo miro ¡y me lo quiero volver a poner! Jajaja.

¿Zapatos de novia? Me los mandé a hacer en LOMM. Eran el modelo hipocampo, pero los cueros los elegí yo. Muy cómodos, me los banqué toda la noche, ¡y le daban ese toque canchero al vestido!

¿Ramo, rosario o ambos? ¡Ramo! Además tenía un sentido muy especial porque me lo hizo una persona que quiero mucho y lo envolvía un pedazo del guipur de mi vestido.

¿Con quiénes te cambiaste ese día? ¿Hotel o tu casa? Con mi mamá y una amiga. Me cambié en el hotel de mi noche de bodas: Villa Isidro.

¿Una anécdota divertida? ¡Dos! Jajaja La primera fue en el hotel: en el momento que bajo a sacarme las fotos, salgo al jardín y el primer paso que doy, ¡hundo el zapato en el barro! La cara de mamá no tenía desperdicio jajaja (soy muy torpe) Jajaja. La segunda, cuando Diego (el cura que nos casó), nos pide que subamos al altar para decir el consentimiento matrimonial, Caco me pisó de lleno la cola del vestido de novia y casi me la arranca, no quiero imaginar lo que fue mi cara en ese momento jajaja.

¿El momento más emocionante? Muchos. La entrada a la Iglesia con Papá, llegar al altar y abrazar a Caco sin querer soltarlo, ver a toda la gente que había venido para acompañarnos en ese momento. Las increíbles palabras que nos dijo el Gordo Bello (amigo de Caco que está en el Seminario), el Ave María cantado por una amiga. La misa en general, fue algo único ¡y la mejor de todas lejos! La entrada a la fiesta, todo lo que nos acompañaron los invitados. Lo que siempre resalto es lo emocionante que es ver algo que a nosotros nos hace tan felices, pueda alegrar aunque sea por un ratito la vida de los demás.

¿Un sueño extraño antes del casamiento? Soñé bastante con el casamiento jajaja. Soñaba que no estaba listo el vestido de novia, que no era nada que ver a lo que me había imaginado. No había comprado los zapatos y tenía que salir a la iglesia, y salía vestida de novia a los locales a comprarlos. Otro de mis sueños fue entrar a la iglesia en jean.

¿Qué hiciste para relajarte antes del casamiento? La noche anterior hicimos una comida en casa con mis hermanos y papas. Fue lo más, estaba muy relajada la verdad, con ganas de que llegara el día. Termine la valija para la luna de miel y me fui a dormir temprano porque al día siguiente empezaba desde la mañana a hacer cosas, por suerte dormí mejor de lo que pensaba.

¿Despedida de soltera? ¡Tuve tres diferentes! Las tres increíbles, muy divertidas, ¡y con muchas sorpresas! Una fue en una isla del Delta, otra en una quinta por Capilla del Señor y otra un día de spa. Todas con prendas, comidas increíbles, regalos ¡y mucha onda! Después tuvimos con Caco despedidas familiares ¡muy buenas también!

¿Video de amigos? Tuvimos dos, uno de los amigos de Caco y otro de mis amigas. El de Caco fue de los taxiboys de showmatch y el mío una sátira de E-True Hollywood Story.

¿Un consejo para las novias? ¡Disfruten cada cosa que hagan! El tiempo pasa y muy rápido, sé que es algo que se escucha siempre, pero hasta que no lo vivís no lo crees tan real. No dejen de disfrutar cada sonrisa, abrazo y ayuda de la gente. Compartan el momento que es lo más lindo que hay, diviértanse juntos ¡y sonrían hasta que les duelan los cachetes! Vale la pena el compromiso, el apostar a futuro, aunque les tiemblen las piernas, no hay nada más lindo que hacer del otro la prioridad de tu vida.

En una palabra, definí lo que fue para vos tu casamiento: Felicidad.

La organización del casamiento

Tiempo: 1 año.

Wedding planner, ¿sí o no? ¡No! De hecho, uno de los lugares me la incluía en el presupuesto y yo la quería sacar a toda costa. Hicimos todo nosotros con ayuda de familia y amigos.

Iglesia: Santa Rita.

Salón de fiestas: Espacio Marquez (Hipódromo de San Isidro).

Ambientación: Isabel y Florencia Ayerza.

Catering: Guillen.

Barra de tragos: Guillen.

Disc Jockey: Tommy Muñoz.

Participaciones: Igarreta (San Isidro).

Casas de Regalos: AYNIC, “El Quincho” y “Bazar Beck and Martin”.

Foto: Agustín Romano.

Video: Gonzalo Lopez Medus.

Cotillón: Jester.

Noche de Bodas: Villa Isidro Hotel Boutique & Spa.

Luna de Miel: Europa.

La novia

Vestido de novia: Catalina Virasoro.

Zapatos: LOMM.

Accesorios: Tocado de Cata Virasoro, aros míos y una pulsera que me prestaron, de perlitas con una medallita de la Virgen Santa Teresita.

Ramo: Isabel Ayerza.

Perfume: CHIC de Carolina Herrera.

Maquillaje: Vicky Brea Mkup.

Peinado: Vicky Brea Mkup.

La tradición, por Mery

Algo nuevo: El vestido de novia.

Algo viejo: El anillo de compromiso.

Algo prestado: La pulsera.

Algo azul: En el vestido de novia, Cata me puso una virgencita con un moño azul cocida en el escote del vestido, ¡una gran sorpresa!
 



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!