Belleza y Estilo

Cuidado de la piel para el verano

En esta nota, cómo cuidar la piel para el verano. Limpieza, hidratación, alimentación y protección serán las claves de una piel sana.

Por Violeta Madero

30 de Noviembre de 2015

En esta nota, cómo cuidar la piel para el verano. Limpieza, hidratación, alimentación y protección serán las claves de una piel sana.

Limpieza

Para tener una piel sana y cuidarla de los efectos adversos del sol y la humedad del verano, es importante que tenga una limpieza diaria. El objetivo es eliminar las impurezas y la gratitud acumuladas durante el día.

Para las pieles grasosas, los expertos recomiendan lavar la piel del rostro con jabón de azufre. Otros aconsejan usar el jabón blanco de lavar la ropa (sí, el famoso jabón federal, sin componentes químicos) Eso sí, si van a usar el jabón blanco, es indispensable que hidraten bien la piel del rostro porque lo reseca bastante.

Tengan mucho cuidado con los productos o lociones de limpieza, porque muchos pueden irritar tu piel. Consulta con tu dermatólogo antes de utilizarlos.

Importante: la toalla de para la cara debe ser personal. No compartas la toalla con nadie, y asegurare siempre que este limpia.

Después de limpiar bien la piel del rostro, es clave que pasen al siguiente paso: la hidratación.

Hidratación

Ahora es el momento de recuperar esa humedad que le quitamos a la piel del rostro cuando la limpiamos. Hay muchísimas cremas y lociones hidratantes para el rostro.

El sol y el calor, además, reseca mucho la piel. Es por eso que en verano es muy importante mantener hidratada la piel.

Alimentación

Hay que buscar alimentos que contengan altas dosis de vitaminas antioxidantes (vitaminas A, C y E), esencial para la circulación del flujo sanguíneo, la prevención de la degeneración celular y la re-generación de la piel (en el caso que el sol ya haya producido daños en ésta).

Los alimentos que contienen estas vitaminas son: las frutas y verduras, el pescado y las frutas secas, entre otras.

Nunca está de más decir que hay que consumir al menos 2 litros de agua por día. El agua es una parte esencial de la alimentación.

Protección

Según un comunicado del Hospital Alemán, “el factor que más influye en el daño de la piel es la radiación ultravioleta, que proviene fundamentalmente del sol, aunque también se puede encontrar en aparatos artificiales como las camas solares”.

La protección es una de las partes fundamentales del cuidado de la piel. La protección SPF es importante para proteger la piel de los rayos ultravioletas. Los expertos recomiendan usar un mínimo de 30 de SPF.

Tengan mucho cuidado, porque muchos de los protectores solares que dicen ser “bloqueadores” no lo son, entonces termina siendo más conveniente usar protección 50 si querés un alto SPF.

Si al principio del verano usas un determinado factor, seguir usándolo hasta el final de la temporada. No es conveniente bajar el factor del protector (muchos lo hacen una vez que ya adquirieron el bronceado).

Es clave ponerse protector 20-30 minutos antes de la exposición solar. Para que la piel tenga el tiempo suficiente de absorverla.

Importante: ponerse protector en los lugares más olvidados: detrás de las orejas, en el dorso de las manos, cuello y pies.

Y vos, qué vas a hacer para cuidar la piel para el verano?

Rubros incluidos: Tratamientos de Belleza en Buenos Aires



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!