Casamientos Reales

Casamientos reales: Marcela García y Sebastián Heili

Cada uno tenía su vida, hasta que se conocieron. De compañeros de trabajo a marido y mujer. Esta es la historia de Marxe y Seba.

Por Redacción

30 de Junio de 2014

Cada uno tenía su vida, hasta que se conocieron. De compañeros de trabajo a marido y mujer. Esta es la historia de Marxe y Seba.

Se conocieron en el trabajo. Reuniones, proyectos en equipo, salidas y after office. Un escenario que los obligó a verse todos los días, pero de una forma diferente. Esa química, energía o conexión que uno no sabe cuándo, porqué o para qué, pero que llega sin aviso y uno ya no puede controlar. Así empezó la historia de Marxe (como le dicen sus amigos) y Seba.

Trabajábamos juntos en el área de sistemas. Todo empezó por un chiste en el office, a partir de eso empezamos a chatear y de a poco a hablarnos. Me acompañaba a tomar el tren, almorzábamos juntos… a los 2 meses empezamos a salir (aunque lo negábamos rotundamente).

Ella es Analista de Recursos Humanos y él es Responsable de Sistemas. Ella tiene 27 años y él 32. Esta gran historia tuvo su final feliz el 13 de noviembre del 2013, el mismo día en que se dieron su primer beso, 4 años antes.

Nuestro primer beso fue en un after office. Ya veníamos tirándonos indirectas, pero Seba es más bien vergonzoso y no avanzaba. Esa noche cada vez que él iba al baño yo iba un ratito después como para cruzarlo en el pasillo y ver si se animaba. A la tercera vez que lo cruzo le digo que es un “histérico”, me dice que esa soy yo y lo desafío a darme un beso. ¡Al final se lo di yo! A pesar de ser muy calculadora y medio obse, con él me animé a ser más suelta, más impulsiva.

Dejamos todo y nos empezamos a conocer más de cerca. Tuvimos mucho apoyo de amigos y de compañeros del trabajo, siempre haciéndonos tirar para adelante, acompañándonos. A los 4 meses de nuestro primer beso empezamos a dormir juntos todos los días, y a los 2 años empezamos a convivir. Desde el principio nos pusimos metas y proyectos importantes (compartir ahorros, mudarnos juntos, comprar nuestro auto, tener nuestros perros, casarnos y tener hijos). No es de fanfarrona, pero somos una linda pareja, nos equilibramos, nos acompañamos: siempre decimos que somos compañeros, ni marido ni mujer, ni nada de eso, ¡compañeros!

Marxe y Seba tuvieron un casamiento muy personal y emotivo. El 13 de noviembre se casaron por civil y el 17 organizaron una ceremonia laica en una estancia, de día y al aire libre. Con un estilo bien rústico y campestre, desde la ambientación hasta los souvenirs, cada rubro del casamiento reflejó ese estilo.

Compañeros de trabajo, hoy son marido y mujer. Marxe y Seba sueñan con irse de la ciudad para vivir en el interior y tener una vida de pueblo. Volver a las bases para lograr aquel objetivo que los unió para siempre: formar una familia juntos.

Ping pong de la novia

¿Novia o anti-novia? ¡Novia total! Ansiosa, nerviosa, queriendo que todo salga impecable, siempre en los detalles. Lo bueno es que el esfuerzo valió la pena, todo salió como lo esperábamos y los invitados lo notaron.
¿Casamiento de día o de noche? De día, con asado, en una pequeña estancia en Bella Vista, muy campestre y descontracturado.
¿Formal o informal? Informal. Invitamos a los varones a venir de alpargatas, pantalón de gaucho y chomba, para que estén cómodos. Las chicas de vestidos sencillos y plataformas, chatitas o alpargatas.
¿El mejor rubro del casamiento? Para preparar, la ambientación: todo bien campestre. Y los souvenirs: cajitas con naipes para truco y porotitos, había ponchos, guitarras, sombreros y hasta una sillita de montar de adorno, las invitaciones fueron digitales, con un dibujo de Molina Campos.
¿Algún show musical o de entretenimiento? Lo que los invitados más disfrutaron fue la comparsa que hubo con el carnaval carioca.
¿Algo que no estaba en tus planes? La entrada a la fiesta la hice a caballo, sentada de lado. El día anterior cuando fui a llevar las cosas para la ambientación practiqué con “Mariposa” (así se llamaba la yegua) y todo bien. Pero el domingo fue más complicado: el vestido era largo, me patinaba de la silla de montar y la diseñadora, mis amigas y la dueña del lugar sufrían, ¡nunca pensé en eso! Igual yo lo más tranquila, insistí, ¡porque sabía que eso era lo que quería!
Otra cosa que no estaba en mis planes es que mi mamá se quedara dormida el día de la fiesta, tenía que estar a las 8 am en el lugar ¡y ella no aparecía! Me terminó llevando un amigo y una hora después apareció mi mamá.
¿Vestido de novia a medida, usado o terminado? A medida, Coky (la diseñadora) tenía un modelo que me gustó, lo tomé de base pero cambiamos todo: color, tela, cola, etc.
¿Por qué lo elegiste así, diseño, telas, color? Porque ese corte iba a resaltar mi figura de forma positiva: escote en V y corte abajo del busto; el color de base fue té con leche (porque era de día y al aire libre); la faja en color coral (como ya tenía pensado ponerme alpargatas después del vals y ya las tenía compradas buscamos ese mismo color para la faja); cola corta por el tema del pasto y lo rústico del lugar, pero le pusimos un poquito (igual tenía botoncito para acortarla después).
¿Qué parte de tu vestido de novia modificarías? Ninguno, fue lo que esperaba y hoy me veo en las fotos ¡y me encanta!
¿Zapatos de novia? Taco bajo, ancho arriba y más angosto abajo para que sea cómodo, color coral, charolados. Después pasé a las alpargatas para estar cómoda y a tono con el estilo que elegimos.
¿Ramo, rosario o ambos? Sólo ramo, no soy religiosa. Era de Gerberas y Lisianthus, en tonos rosas, fucsias y blanco, agarrado con una puntilla. Me lo hizo mi mamá.
¿Con quiénes te cambiaste ese día? ¿Hotel o tu casa? En el mismo lugar de la fiesta, en una habitación que estaba ambientada con cosas de caballos y polo, ¡para las fotos era genial! Estuve con una amiga (la primera testigo del civil) que se quedó desde la noche anterior a dormir en casa, otra amiga, quien fue mi maquilladora y mi mamá.
¿Una anécdota divertida? En la ceremonia contaron cómo fue el primer beso y el tema de que yo le pedí formalmente casamiento a Seba. “Esta mujer se las trae” dijo el maestro de ceremonia, todos se morían de risa, no muchos sabían estas cosas.
¿El momento más emocionante? El civil y el brindis fueron muy emotivos, pero lo más destacado fue la ceremonia: Seba me dijo palabras muy lindas y lloró mucho, ¡lo que hizo emocionar a todos! También mi hermanito, de 10 años, vestido de gauchito (bombacha, faja, boina, pañuelo, alpargatas y camisa) nos trajo los anillos.
¿Un sueño extraño antes del casamiento? ¡Muchos! Que no tenía el vestido, que no estaba ni maquillada ni peinada, que se suspendía, ¡incluso después del casamiento tuve uno!
¿Qué hiciste para relajarte antes del casamiento? La noche anterior vinieron a casa nuestros amigos Mariana y Gastón, cenamos y se quedaron a dormir. Al otro día Gastón nos llevó al lugar y después fue a comprarle el desayuno a Seba y lo acompañó mientras se arreglaba y le sacaban las fotos del backstage. Con Mariana tomamos mate mientras nos preparábamos y nos sacaban fotos.
¿Despedida de soltera? ¡Si! Lo organizó un grupo de amigas en la casa de una de ellas: hicieron juegos, me disfrazaron de coneja y después fuimos a Brook a bailar. Nos divertimos y entre ellas pegaron muy buena onda (no todas se conocían).
¿Alguna sorpresa en la despedida de soltera? Lo mejor fue un juego en donde me hacían preguntas relacionadas al sexo, yo respondía y después me mostraban un video en donde Seba contestaba y veíamos si había coincidencia o no. ¡Me encantó que lo hicieran participar!
¿Video de amigos? Video no, pero una de mis amigas cantó con su guitarra, para cerrar la ceremonia, “Juntos a la par” que es nuestro tema. También hicimos lo de “algo azul, algo nuevo, algo prestado y algo viejo”, pero no para mí sola sino para ambos: elegimos a 4 personas quienes nos tenían que decir el significado de lo que les había tocado, darnos algo y regalarnos unas palabras. Así, mi tía nos regaló algo viejo (una tortera de mi bisabuela), una de las hermanas de Seba algo azul (la mano de Fátima con el ojo de dios). Dani, la sobrina mayor de Seba, algo nuevo (unas copas que después usamos para el brindis) y un amigo, Fer, algo prestado (la banda sonora de Forrest Gump, por el mensaje de amor que tiene la peli).

¿Un consejo para las novias?
-Que le pongan mucha pila porque después los invitados lo notan.
-Que no compren todo hecho, hagan cosas ustedes con sus parejas, amigos y familia (el ramo, la ambientación, etc.), porque así se da el toque personal y único.
-No caigan en obviedades, mantengan tradiciones pero innovando.
-¡Y que por sobre todo lo disfruten y se diviertan antes y durante!

En una palabra, definí lo que fue para vos tu casamiento: ¡IDEAL!

La organización del casamiento
Tiempo: 1 año.
Wedding planner, ¿sí o no? No.
Iglesia: No. Ceremonia laica personalizada con “Tu Ceremonia”, haciendo participar a amigos y familia. Con música divertida: “Hacer un puente” (La Franela) para entrar, “Tratando de Crecer” (Baglietto) para la firma de los testigos y “Juntos a la par” (versión de Pappo, hecha por Guada) para salir.
Salón de fiestas: La Pingüinera – Bella Vista.
Ambientación: Mamá y yo. Nos ayudó la esposa del dueño de La Pingüinera a armar todo ese día y la noche anterior.
Catering: Gorro Verde (Recepción, asado, ensaladas, mesa dulce, torta alegórica, pizzetas para el fin de fiesta).
Barra de tragos: Gorro Verde. Recibí felicitaciones de todos los invitados por la comida, la bebida y el personal.
Disc Jockey: DJs Pedro Gaona y Matías Mielnik (que además son amigos de mi hermano).
Participaciones: Sebastián Elesgaray. Las hicimos digitales, el fondo era una imagen de Molina Campos, eran varias hojas que iban pasando y decían la dirección con un planito, la vestimenta, etc.)
Casas de Regalos: Pusimos una cuenta bancaria, la plata era para la luna de miel.
Foto: Roberto Barbitta – AWKA Estudio. Genial porque se adaptan a lo que uno busca en sus fotos: nosotros queríamos que hubiera muchos primeros planos y fotos espontáneas.
Video: Roberto Barbitta – AWKA Visual.
Cotillón: Ticoral Express. Conseguimos de todo, desde lo tradicional hasta un gorro de Angry Birds que usó seba y unas alitas y antenitas de vaquita de San Antonio que usé yo.
Noche de Bodas: En nuestra casa (al otro día salíamos muy temprano para Mendoza).


 



Suscribite al Infonovias y recibí todas las novedades y tendencias para tu Casamiento!